Consejos para el mantenimiento de los neumáticos

1.  Comprueba regularmente la profundidad del dibujo de los neumáticos y cámbialos cuando estén gastados ¿Por qué?

 

  • Garantizaremos la tracción y el agarre.
  • Evitaremos el riesgo de aquaplaning.

 

La seguridad y movilidad dependen de la profundidad del dibujo porque los canales sacan el agua que queda por debajo del neumático. Por este motivo, cuanto mayor sea la profundidad más agua se evacuará y disminuirá el riesgo de “aquaplaning”
En la mayor parte de los neumáticos puedes observar unos indicadores de desgaste.

 

2.  Comprueba que no existen grietas ¿Por qué?
La existencia de grietas en la banda de rodadura y flancos se traducen en riesgo de “rebentón”

 

3.  Comprueba la presión de inflado del neumático periódicamente ¿Por qué?
Garantiza un correcto comportamiento del neumático durante la vida útil del mismo.

Deja un comentario